LO QUE MARCA LA
ENTRE LA NIEVE Y EL HELADO

DIFERENCIA

shutterstock_342755648.jpg

HELADOS ARTESANOS

¡Para sorprender a su clientela!

La historia del helado atraviesa toda nuestra cultura, asturiana y clásica. Demuestra que es un plato que ha resistido al paso de los años,  evolucionando en relación con la imaginación humana. El helado es un producto que llegó para quedarse y que seguirá desarrollándose.

En su elaboración se emplean únicamente productos frescos y de proximidad. Tienen menos aire incorporado, un aspecto cremoso, una untuosidad ligera, el punto justo de dulzor, persistente y agradable sensación en el paladar.

shutterstock_370692749.jpg
shutterstock_419719579.jpg

COMBINAR

El helado experimenta una transformación que pone sobre la mesa conceptos y elementos innovadores, momentos únicos e irrepetibles, pues no hay que olvidar que el helado en restauración es la guinda del pastel, la que pone el broche final a una fantástica comida.

Los maestros heladeros buscamos y analizamos distintas formas de
sorprender, como el uso de todos los aromas y elementos culinarios
que existan a nuestro alcance, siempre tratando de dar un valor
añadido y siendo respetuosos con el producto.

Creatividad y sentido comercial
Fresas2.jpg
Mano a Mano

La Real entiende el helado, dentro del mundo de la restauración,
como un elemento más de la carta. Por ello, nos esforzamos para que tanto
el gusto como carácter de cada cliente estén plasmados en nuestro trabajo.

Trabajamos a diario para poder ofrecer las últimas tendencias: tartas heladas, piezas duras (cassata, tartuzo, bombones helados y polos) sin olvidarnos de nuestros más de 35 sabores disponibles y la personalización de nuestros helados a través de confituras, coulis, salsas y ganache artesanos.

CON EL CLIENTE

shutterstock_393753934.jpg